sábado, 21 de enero de 2012

Lignum Crucis SANTO TORIBIO DE LIÉBANA por Rubén López

Lignum Crucis


            Cantabria, alberga en el municipio de Camaleño, en la comarca de Liébana, uno de los lugares de peregrinación más importante del cristianismo, no sólo de España, sino de Europa.
            Hablamos del Monasterio de Santo Toribio de Liébana, en el que según la tradición, se conserva el Lignum Crucis o “leño de la cruz”. La reliquia es en sí, el fragmento más grande de la cruz, en la que murió Jesucristo.
            La tradición nos refiere la posibilidad de haberse trasladado, a mediados del siglo VIII, desde Jerusalén a Cantabria, junto a los restos del Obispo Toribio de Astorga.


            Para comprender el misterio de la reliquia, tenemos que remontarnos muchos siglos atrás en el tiempo. No debe ser visitado el lugar desde una perspectiva o visión contemporánea. Jerusalén era todo menos un lugar estable, o si se prefiere, un lugar de paz, no sólo en la fecha en la que la reliquia encuentra un lugar donde ser custodiada, como es Santo Toribio, sino a lo largo de su historia. La Cristiandad necesitaba albergar en lugares seguros aquellas reliquias de un alto valor, no simbólico, sino enraizadas con la naturaleza de los hechos relatados en los evangelios, y tenidas como auténticas. Así salieron de Tierra Santa, la Sábana Santa, hoy Sudario de Turín, el Santo Sudario, hoy de Oviedo, o el Lignum Crucis.
            Consolidada la Reconquista en la zona, el enclave geográfico y la ya resonada reputación del Monasterio, convirtió a éste, en el lugar idóneo para custodiar con seguridad una de las reliquias más importantes del cristianismo. Desde 1512 hasta nuestros días, se celebra el Año Jubilar Lebaniego, en el que tiene lugar la apertura de la Puerta del Perdón para recibir a la multitud de peregrinos, que se acercan para dar culto a la sagrada reliquia de la Cruz de Cristo.                                                                                       

                 Rubén López

No hay comentarios:

Publicar un comentario